Dropbox: el growth hack que le dio el éxito

Dropbox es uno de los más grandes éxitos cuando hablamos de startups y growth hacking. Como seguramente ya sabes Dropbox es una plataforma que ofrece almacenamiento en la nube, la aplicación te permite almacenar y sincronizar documentos en línea e ingresar a ellos desde cualquier otro dispositivo e incluso dar acceso a otras personas, además cualquier cambio que se hace desde un dispositivo se actualiza y se muestra automáticamente en cualquier otro donde se abra el documento.

La idea de Dropbox surge ante la frustración de uno de sus fundadores, Drew Houston, quien en un viaje en autobús comenzó a desarrollar una tecnología que le permitiera sincronizar documentos en la web, puesto que en esa ocasión había olvidado su USB para trabajar en el camino. Meses después Houston viajó a San Francisco para platicar su idea con el inversionista Paul Graham de la incubadora Y Combinator, sin embargo, en ese momento Graham le sugirió encontrar primero un cofundador. Fue así que un par de semanas después, gracias a la recomendación de un amigo, Houston encontró a Arash Ferdowsi, quien se convirtió en cofundador de Dropbox y con quien recibió la primera inversión de $15,000 dólares de Y Combinator, que les permitió comprar un departamento, una computadora y comenzar a descifrar cómo hacer funcionar Dropbox en cada computadora. Meses después, luego de un evento de Y Combinator, Dropbox recibió nuevamente una inversión, esta vez de $1.2 millones de dólares que les permitieron a Houston y Ferdowsi seguir perfeccionando el producto y conseguir nuevas oficinas.

Dropbox no habría logrado convertirse en lo que es ahora sin la entrega de sus fundadores. En lugar de esperar a tener una versión perfecta para lanzar el producto, Houston y Ferdowsi decidieron sacarlo al mercado desde el principio y construirlo en base a las reacciones y comentarios de sus usuarios. Para ello se hicieron presentes en comunidades como Digg y Reddit que desde un principio fueron fuentes de tráfico importantes que les permitieron tener más retroalimentación para hacer mejores iteraciones del producto y generar ingresos desde una etapa muy temprana. Dedicaron mucho tiempo a conocer qué querían sus usuarios para dárselo y fue necesaria una comunicación continua y permanente desde el principio.

Por otra parte, en sus inicios Dropbox representaba una magnífica solución pero para un problema que la mayoría de la gente ni siquiera se había dado cuenta que tenía, por lo que promocionar algo que la gente no estaba buscando era una parte difícil. Sin embargo, se tomó un camino sencillo, se decidió elaborar un video que explicara los beneficios de Dropbox a través de una historia corta sobre un hombre que viajaba a África y perdía toda su información. Por otro lado, y quizá el growth hack más grande de Dropbox, convirtieron a sus usuarios en sus vendedores, ofreciéndoles espacio de almacenamiento adicional gratuito por cada recomendación; de hecho aproximadamente el 25% de los nuevos usuarios aún se obtiene de esta forma.

Es así que Dropbox, que nació en el 2007, para el 2008 tenía ya nueve empleados y 200,000 usuarios y para el 2010 con tan sólo cinco empleados más logró crecer su base de usuario 10 veces. Te sorprenderá saber que el 96% de los usuarios de Dropbox no paga nada y aún así hay ganancias. En parte se debe a que diariamente muchos de estos usuarios agotan el espacio que tienen de forma gratuita y comienzan a pagar por espacio adicional, pero también es  gracias a la base de usuarios tan extensa con la que cuenta la compañía, por lo que aún si no hubiera nuevos usuarios se seguirían incrementando los ingresos.

La idea era buenísima desde un principio pero sin la dedicación y el compromiso de sus fundadores no se habría convertido en el éxito que es hoy en día. Lo mejor es que logró crecer de forma impresionante aún sin el uso de publicidad pagada, con una solución basada en las necesidades de una extenso mercado y un excelente modelo de negocio.

Start the conversation