Optimiza tu proceso de registro y formulario de contacto

Los formularios son un elemento muy común en cualquier sitio web, sin importar si se trata de un blog de noticias, la página web de un servicio o de una tienda en línea. Estos son usados para distintos fines, por ejemplo como medio para recopilar datos de usuarios y permitirles crear una cuenta o también para que dejen su información y posteriormente ponerse en contacto con ellos.

Su importancia radica en que, sin importar si el usuario termina realizando una compra o no (en el caso de una tienda en línea) o si se suscribe a tu blog pero jamás vuelve a leer tus entradas, estos te permiten recopilar datos importantes tales como nombre, correo e incluso el número de teléfono. Estos datos pueden serte muy útiles en futuros esfuerzos de marketing.

El problema con muchos sitios no es que no tengan una forma de captar dicha información, sino que su proceso de registro o sus formularios de contacto no están optimizados, lo que resulta en usuarios que no sienten interés de utilizarlos. Imagina que acabas de hacer un sitio web para ese producto que todavía no sale al mercado pero estás preparándote para lanzar, o que has decidido llevar tu negocio tradicional a internet y ya tienes tu tienda en línea lista para comenzar a vender. En el primer caso te interesa conseguir una forma de hacer llegar a los usuarios interesados información sobre tu producto cuando este esté disponible, en el segundo quieres que la gente cree una cuenta para que pueda adquirir lo que vendes y tal vez volverlos usuarios recurrentes.

Ahora, ¿qué puede pasar si el diseño de tus formularios o el proceso de registro no están bien hechos? Aquí van 3 aspectos y recomendaciones que puedes usar para no enfadar a tus futuros clientes y perder información valiosa:

  • A todos en algún momento nos ha dado flojera tener que llenar algo en internet, así que tu formulario debe ser lo más conciso posible. Limítate a preguntar la información que sea esencial para el objetivo y nada más. No hay forma más fácil de hacer que un posible cliente salga huyendo que ponerle enfrente un cuestionario de 100 preguntas. ¿A poco a ti no te daría flojera?
  • Para tu proceso de registro considera utilizar botones sociales, los cuales te permiten crear una cuenta utilizando alguna red social como Facebook, Twitter, Google o incluso Instagram. Así puedes convertir múltiples pasos en sólo un par de clics.
  • La visibilidad de tu botón de registro o formulario de contacto también importa. Si la gente no es capaz de encontrar lo que encuentra de forma rápida y fácil, olvídate de que pasen mucho tiempo buscando. Toma en cuenta también que mucha gente podrá llegar a tu sitio web desde un celular, por lo que buscar un enlace desde una pantalla más pequeña será más complicado.

Como puedes ver los tres consejos anteriores son bastante sencillos e incluso pueden parecer obvios, pero aún así hay una gran cantidad de negocios que los olvidan o no les dan la importancia que merecen.

A veces los pequeños detalles son los que mayor impacto tienen, así que tómate un momento para revisar el proceso de registro que manejas actualmente y tus formularios de contacto, tal vez encuentres una cosa o dos que puedas optimizar.

Start the conversation