Kueski: Cómo Crunchfund y Core Ventures Invirtieron en una Startup Mexicana

Hoy en día, México está desarrollando startups de alto impacto. Y aunque si bien muy pocas han logrado inversiones furertes o salidas millonarias a comparación del ecosistema de startups en Silicon Valley, siempre nos da gusto ver y vivir de cerca uno de estos casos de éxito. Kueski, una de las empresas a las que tenemos la oportunidad de apoyar con nuestras estrategias digitales, está abriendo el camino para muchas otras empresas y emprendedores mexicanos que quieren tener un alto impacto en el mundo.

Un poco sobre Kueski

Kueski es una plataforma de préstamos personales en línea creada en el 2013. Sus cofunders, Adalberto Flores y Leonardo de la Cerda anteriormente habían trabajado en Ooyala. Al hablar con uno de los clientes de Ooyala se dieron cuenta de la falta de crédito y de métodos efectivos para el cálculo de riesgo en México. De ahí salió la idea de fundar la startup mexicana.

Una oportunidad de escuchar a inversionistas de Silicon Valley

El día de ayer, martes 31 de marzo, Kueski invitó a sus inversionistas Shinya Akamine de Core Ventures y Patrick Gallagher de Crunchfund, a ser parte de un panel moderado por Rodrigo Martínez cofounder de WePow en sus oficinas en Guadalajara, México. El panel también lo conformaron los cofundadores de Kueski, Adalberto Flores y Leonardo de la Cerda.

En el evento que sirvió además para invitar al joven talento tapatío a conocer un poco más sobre Kueski y unirse a su equipo de trabajo, se habló de:

  • ¿Cómo es la experiencia de invertir en una startup de tecnología?
  • ¿Cómo ven el panorama emprendedor en México?
  • ¿Porqué decidieron invertir en Kueski?
  • ¿Cuál ha sido la experiencia de Adalberto y Leonardo al capturar inversión?

Y el panel comenzó…

¿Cuál es el rol de un inversionista en una startup más allá de dar dinero?

Shinya comenzó diciendo que un inversionista es un confidente, y un hombro sobre el cual llorar cuando las cosas salen mal o hay obstáculos que superar. Es un guía para la compañía y su rol va evolucionando a la par con la empresa. Patrick agregó que entre más crece la empresa y empieza a sostenerse por sí misma, el rol del inversionista cada vez es menos activo. Sin embargo, siempre estarán ahí para apoyar al equipo.

En el caso de Crunchfund, la cual tiene inversiones en 150 compañías, el rol de los inversionistas es distinto en cada una. Cuando son pequeñas, los inversionistas están muy activos dentro de la empresa. Pero en otras empresas más establecidas como Uber o AirBnB (parte del portafolio de Crunchfund), su involucramiento es casi nulo.

Shinya comenta que un inversionista es como una “partera”. Es decir, el que da luz a la idea de negocio y a la pasión por hacerla es el emprendedor, mientras que el inversionista ayuda a que esa idea vaya tomando forma y se haga realidad. El inversionista entonces, se convierte en el facilitador del emprendedor.

Patrick por su parte dio un ejemplo de como al principio de su inversión en Tesla, como inversionistas estaban en desacuerdo con muchas cosas con Elon Musk, fundador de la empresa. Al final decidieron retirar su inversión, sin embargo, las ideas de Musk resultaron acertadas y ahora su éxito es innegable. Por lo mismo, como inversionistas han aprendido a dejar al emprendedor a que tome acción, mientras que ellos sólo los apoyan.

¿Cómo se convirtieron en inversionistas?

Shinya emprendió un par de veces y también fue CEO. Al vender su segunda startup “Postini” a Google por $600 millones de dólares,  se “retiró” joven y se fue a vivir con su esposa a la ciudad de México. Sin embargo, Shinya tenía ganas de volver a ser parte de una startup y ayudar a construirla, por lo que decidió fundar Core Ventures.

Patrick por su lado, trabajaba en Morgan Stanley y fue invitado a ser parte de Crunchfund para invertir en startups en alto impacto.

¿Cómo es que Adalberto conoce a Shinya y Patrick?

Adalberto trabajaba como Director de Operaciones en Ooyala cuando le mencionaron sobre Shinya. En un acto directo, decidió enviarle un correo electrónico a Shinya pidiéndole que fuese su mentor. Shinya amablemente aceptó serlo y desde entonces Adalberto se reunía con Shinya en cada posible ocasión para hablar de negocios, startups, ideas y más. Un buen día, Shinya le comentó que él invertiría en una startup fundada por Adalberto.

Eventualmente, Adalberto le tomó la palabra y le pidió que fuese inversionista de Kueski. Además de aceptar, Shinya le presentó a Patrick Gallagher para completar la inversión. Patrick no podía creer que se tratara de una startup mexicana, pero viniendo de Shinya confió en su palabra, y decidió revisar los números. La idea lo convenció y desde entonces ambos inversionistas han apoyado a Kueski.

Screen Shot 2015-04-01 at 11.06.37 AM

¿Fue difícil conseguir inversión para Kueski?

Muchos inversionistas, sobre todo mexicanos, no querían invertir en Kueski. Sin embargo, cuando Shinya y Patrick decidieron invertir, varios mexicanos empezaron a alzar la mano para querer invertir en Kueski. Shinya comenta que los reunieron a todos en una especie de “entrevista de trabajo” para decidir quién era buena opción para aceptar su inversión en Kueski.

¿Qué busca Kueski en inversionistas mexicanos y americanos?

Leonardo y Adal comentan que los inversionistas mexicanos aportan una gran red de contactos para tener acceso a bancos mexicanos (en el caso de Kueski por ser una startup financiera) y otros contactos de gran utilidad para la empresa.

En cuanto a los inversionistas americanos, Kueski busca su experiencia, sabiduría y guía para optimizar procesos, resultados y sobre todo la cultura de trabajo dentro de la empresa.

Leonardo pone un ejemplo de la reacción de cada inversionista según una problemática que se tuvo al principio. Para validar la idea, Kueski otorgaba créditos con una versión menos avanzada de su modelo actual de riesgo, por lo que se dieron a lugar varios intentos de robo de identidad. Al platicar esto con los inversionistas, los mexicanos reaccionaron asustados y con un “te lo dije”, mientras que los inversionistas americanos felicitaron a Kueski por cometer el error acertado, y que aprendieran de él para construir un modelo más sofisticado de riesgo.

¿Cuál es la cultura de trabajo en Kueski?

Patrick y Shinya coinciden en decir que Kueski es muy parecida a una startup en Silicon Valley. “It feels like a Silicon Valley startup” comenta Patrick. Mientras que Shinya siempre que llega a la oficina de Kueski, revisa el refrigerador para ver si hay cervezas. “Si hay cervezas, quiere decir que van muy bien. Si no, entonces algo anda mal y hay que revisarlo”. Shinya pone este ejemplo no por apoyar el consumo de alcohol, sino porque es un símbolo de libertad de expresión, de aportaciones creativas y de crecimiento de un equipo de trabajo con talento.

Leonardo por su parte comenta de un ejemplo que vio mientras trabajaba en Microsoft. Su compañero de cubículo tenía un poster en una de las paredes con la leyenda “You don’t get paid to think, you get paid to do your job”. Esto hizo reaccionar a Leonardo, para no repetir el mismo error en su empresa. Ahora comenta que se da cuenta de la gran importancia que tiene tener una cultura de trabajo en donde la gente se sienta contenta de ir a trabajar, de ser libre de tener actividades recreativas para despejar su mente y aportar mejores ideas para el crecimiento de la empresa.

Kueski tiene cervezas, y noches de vino tinto. Tiene una mesa de ping pong y un aro de basketball, así como un cuarto de sueño o “sleeping room” para tomar “power naps” y reactivarse durante el día. También tienen servicio de comida o catering y snacks disponibles todo el día completamente gratis.

¿Qué le hace falta a México para tener más startups como Kueski?

Patrick comenta que hace falta ver mucho más allá de sólo pensar en uno mismo o ver una oportunidad local. Los emprendedores mexicanos necesitan pensar en grande, en soluciones a problemas globales. En el caso de Kueski, aunque han comenzado en México con préstamos sin aval, ellos piensan en expandirse a ofrecer otros tipos de créditos y expandirse al resto de América Latina y eventualmente el mundo.

Shinya por su parte comenta que falta mucha cooperación entre emprendedores mexicanos. Dice que es triste ver como los emprendedores en México compiten entre sí y no se ayudan para salir adelante. Una característica clave de Silicon Valley es como los emprendedores, inversionistas y empleados se ayudan entre sí para crecer y ser exitosos. Si México optimiza esta cooperación, y piensa en grande, entonces se pueden ver más y más casos de éxito similares a Kueski.

Conclusión

En esta sesión hubo mucho que aprender y escuchar. Fue una gran oportunidad de ver el “bigger picture” y podérselas transmitir a ustedes.

Start the conversation